El Blog

Calendario

<<   Octubre 2006    
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Archivos

Sindicación

Enlaces

Un Suplemento de

Alojado en
ZoomBlog

Zapatero en Valencia

Por Narrador - 9 de Octubre, 2006, 6:04, Categoría: General

Zapatero pide al PSOE «paciencia» ante la falta de apoyo del PP al 'proceso de paz'

 

 

Alaba la «contención» de muchos socialistas ante «los enredos» del PP en el 11-M Afirma que España está «como una roca»

 

VALENCIA.- Paciencia y contención. Fue la petición expresa que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, hizo ayer a los socialistas en Valencia ante «los enredos del 11-M» y la falta de apoyo del Partido Popular al proceso de paz.

 

En un multitudinario mitin en el pabellón de La Fuente de San Luis ante unas 6.500 personas -aunque el recinto no se llenó al completo-, Zapatero utilizó la proclamación de Joan Ignasi Pla y Carmen Alborch como candidatos a la comunidad y la Alcaldía de Valencia, respectivamente, para animar a su partido en ambos asuntos y vaticinar, como hace siempre, que el tiempo acabará dándole la razón.

 

De hecho, el llamamiento vino precedido de un recordatorio al Estatuto de Cataluña: «Recordáis que ahora, hace un año, estábamos en el debate de la reforma del Estatuto catalán. La derecha decía que se iba a romper este país, con ese tono de moderación que les caracteriza. Recordad que decían que España se rompía, que se acaba la cohesión, la solidaridad... ¡Y qué queda de aquello un año después! Pues que España está como una roca. Avanzamos en empleo, en solidaridad, en progreso y en desarrollo. El PSOE vertebra este país».

 

Y, con esta introducción intencionada, casi al final del mitin y tras bajar varias veces la cabeza hacia los papeles que tenía en el atril para medir sus palabras, dijo: «Sé que hay muchos ciudadanos y muchos compañeros del partido que practican la contención al ver que la oposición, a diferencia de lo que ocurre en el resto de Europa, no da el apoyo al Gobierno en el proceso de paz, o enreda con la tragedia del 11-M que tanto nos hizo sufrir».

 

Zapatero añadió que también entienden que muchos piensen que «sería impensable» que esto que hace el PP lo hiciera la oposición en Gran Bretaña con el atentado del 7-J o en el proceso de paz con el IRA. Pero, el líder del PSOE reclamó que nadie se ponga nervioso. «Os pido que tengamos paciencia, porque este es un país serio y que funciona. El veredicto sobre el 11-M y los que pasó estará en una sentencia. Hagan lo que hagan, no van a poder impedir que este país funcione».

 

A continuación, se refirió al proceso de paz con una frase en condicional que inquietó a más de uno: «Si avanzamos en el proceso de paz, que es un gran empeño de este Gobierno, tan grande como difícil, si lo hacemos con poco apoyo de la oposición, lo único que tenemos que decirles es que, aunque no nos apoyen hoy, este Gobierno se siente cerca de ellos, porque ellos también han sufrido el terrorismo y han luchado contra el terrorismo». Y el público, cada vez más acostumbrado a estas salidas franciscanas del líder socialista, aplaudió.

 

El resto del mitin -que dedicó en gran parte a apoyar a Pla y Alborch, y a dar una retahíla de datos sobre la marcha de la comunidad y la labor del Gobierno en la zona- lo volvió a dedicar a la buena marcha de la economía y, especial, a la Ley de Dependencia.

 

Zapatero puso en valor la aprobación de esta Ley, «que posibilitará que el Estado esté cerca de cualquier persona que no se pueda valer por sí misma. Va a estar cerca de las familias y, en especial, de las mujeres, que son las que están haciendo la verdadera política social», dijo.

 

Para el líder socialista, esta ley pone a España a la cabeza de Europa de los países que representan el Estado del Bienestar: «Lo más importante que tenemos es esto; la educación gratuita y universal, la sanidad, las pensiones y, ahora, el Sistema Nacional de Dependencia. Esos cuatro avances han sido impulsados por gobiernos socialistas».

 

Finalmente, Zapatero, que mencionó expresamente a los ministros Miguel Angel Moratinos y Jordi Sevilla, a la secretaria de Estado de Cooperación, Leyre Pajín; incluso al alcalde de Gandía que había tenido una hija -todos presentes en el mitin-, acabó con otro vaticinio de los que le gustan: «Recordad que vendré a inaugurar el AVE con Pla como presidente de la Generalitat».

 

 

Una información de Manuel Sánchez publicada en el diario EL MUNDO el domingo 8 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

 

 

 

Zapatero se siente «cerca» del PP porque ha sufrido a ETA

 

 

El presidente vuelve a reclamar paciencia para dejar avanzar el «proceso»

 

VALENCIA - El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pidió ayer paciencia para dejar avanzar las negociaciones de lo que él denominó «proceso de paz», en alusión a los contactos con la banda terrorista ETA. Dijo que la sociedad española podía no entender cómo el principal partido de la oposición no apoyaba de forma clara el proceso, o por qué «enredan con el dolor del 11-M» y aseveró que esto no sería posible en Gran Bretaña, donde la oposición siempre respaldó el proceso del paz en Irlanda y nunca utilizó como arma política las bombas en el metro de Londres. Según el presidente, «muchos ciudadanos, que ejercen y practican la contención día a día de ver cómo la oposición, a diferencia de lo que ha hecho cualquier oposición democrática en Europa, no da un apoyo pleno al Gobierno para un proceso de paz o enreda frente a lo que fue la tragedia del 11-M, que tanto nos hizo sufrir, piensan que sería inimaginable que la oposición en Gran Bretaña hiciera lo que aquí está haciendo el PP con el 11-M».

 

«Si lo hacemos con poco apoyo de la oposición, lo único que tenemos que decirles es que, a pesar de que no nos apoyen hoy y estén diciendo lo que están diciendo de la tarea del Gobierno para ese proceso de paz -aseguró Zapatero-, este Gobierno y el PSOE se sienten cerca de ellos porque ellos han sufrido el dolor del terrorismo y han luchado contra el terrorismo». Además, dijo que el veredicto final del 11-M lo dará, «como debe ser» el poder judicial.

 

Respecto a la inmigración, explicó que «un país que tiene marcado en su piel el esfuerzo de salir fuera tiene que dar ejemplo de compromiso con la gente que viene de fuera» y calificó de «masivo» el fraude a la Seguridad Social que permitió el PP con la entrada masiva de ilegales. Aseguró, además, hacer una política de inmigración «con la cabeza y con el corazón», desde la legalidad y los derechos humanos y dijo que los inmigrantes eran «necesarios para nuestro futuro». Del mismo modo, advirtió al PP que «conocen poco la madurez y ciudadanía de este país si creen que va a arrancar votos con el discurso antiinmigración».

 

Dijo que España lideraba el crecimiento económico y que el sesenta por ciento del empleo que se crea en Europa surge en España. «Crecemos cerca del cuatro por ciento del PIB anual y generamos entre 700.000 y 800.000 empleos al año». Mencionó el sistema nacional de dependencia, cuya ley aprobó recientemente el Congreso de los Diputados, la subida de las pensiones y dijo que «aun así, tenemos superávit».

 

Enfatizó que «pronto superaremos en renta per cápita a países que antes nos acogían como Italia y Alemania», aunque no refirió la reunificación de éste último.

 

Según Zapatero, invertimos en paz y contra la pobreza en el mundo «y podéis sentiros orgullosos de tener de paisana a Leire Pajín, que es la cara de la solidaridad, lleva la voz, pelea y va a conseguir que España dedique el 0,5 por ciento a desarrollo al acabar la legislatura».

 

Dado que el mitin se celebraba en Valencia como apertura de la precampaña de Joan Ignasi Pla a la presidencia de la Generalitat, se refirió al proyecto español de instalación de la base para misiones humanitarias de la ONU en el aeropuerto de Manises y dio la enhorabuena el ministro Moratinos -allí presente-, a quien animó a conseguirlo.

 

 

Una información de Toni Ramos publicada en el diario LA RAZON el domingo 8 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

 

 

 

 

Zapatero dice que está cerca de los populares que «sufrieron» con el terrorismo

 

 

VALENCIA. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró ayer que, pese a las críticas de los dirigentes del PP a la política del Ejecutivo respecto a ETA, su Gabinete «se siente cerca de ellos porque sufrieron y han luchado contra el terrorismo».

 

En un mitin en Valencia, Zapatero interpretó que «muchos ciudadanos, que ejercen y practican la contención día a día de ver cómo la oposición, a diferencia de lo que ha hecho cualquier oposición democrática en Europa, no da un apoyo pleno al Gobierno para un proceso de paz o enreda frente a lo que fue la tragedia del 11-M, que tanto nos hizo sufrir, piensan que sería inimaginable que la oposición en Gran Bretaña hiciera lo que aquí está haciendo el PP con el 11-M».

 

El jefe del Ejecutivo reclamó «paciencia» a la ciudadanía para «avanzar en este proceso», que definió como «un empeño grande y difícil del Gobierno», y se refirió a la actitud de un sector del PP respecto a la investigación del 11-M. «Hagan lo que hagan, no van a impedir que las instituciones funcionen adecuadamente», sentenció.

 

Zapatero también comentó la posición de los populares respecto a la política de inmigración estatal y afirmó que «en este país no puede ni debe haber ni fariseísmo, ni hipocresía ni demagogia». El presidente del Gobierno adelantó que los discursos contrarios a la inmigración no dan votos en España.

 

El líder socialista acudió a Valencia para protagonizar un mitin con el candidato del PSOE a la Generalitat Valenciana, Joan Ignasi Pla, después de que éste perdiera esta semana la moción de censura contra el popular Francisco Camps. Para ello, Zapatero se centró en la descalificación de la gestión del PP en Valencia y esgrimió las inversiones comprometidas con la región.

 

 

Una información de V. Villaplana publicada en el diario ABC el domingo 8 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.

 

 

 

Zapatero expresa su cercanía al PP por haber sufrido el terrorismo de ETA 

 

 

El presidente lamenta el escaso apoyo del principal partido de la oposición al proceso

 

 

Valencia - El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, lamentó ayer el exiguo apoyo del PP al proceso de paz en el País Vasco, pero aseguró que se siente cerca de los populares porque "también han sufrido el terrorismo y también han luchado contra él". Zapatero participó ayer en un mitin en Valencia en la proclamación del candidato autonómico, Joan Ignasi Pla, y de los candidatos municipales de ciudades de más de 50.000 habitantes. El jefe del Gobierno criticó al PP por enredar con el 11-M, pero pidió paciencia porque, dijo, no van a impedir que las instituciones funcionen.

 

El secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, reclamó "paciencia" a los socialistas ante el escaso apoyo del Partido Popular al Gobierno en la "difícil tarea" de lograr la paz y los enredos que intentan organizar en torno a la tragedia del 11-M. El presidente del Gobierno advirtió: "Hagan lo que hagan no van a poder impedir que este país funcione adecuadamente". El líder socialista aseguró que España es "un país serio, con instituciones que funcionan" y que el "veredicto de lo que pasó el 11 de marzo de 2004 estará en una sentencia dictada por quien corresponde, el poder judicial".

 

Respecto al problema de la inmigración, Zapatero también lanzó una advertencia a los populares, a los que acusó de practicar el "fariseísmo, la hipocresía y la demagogia". "La derecha habla de la regularización masiva [de inmigrantes]", prosiguió Zapatero, "Masiva fue la entrada de inmigrantes que estaban trabajando aquí sin derechos. Un país no puede consentir que haya ciudadanos sin garantías".

 

"Aunque algunos crean que con el discurso anti-inmigración van a arrancar votos, conocen poco la madurez de este país", dijo Zapatero, que recordó que España es un país que ha pasado por la dura experiencia de la migración.

 

El dirigente socialista se volcó ayer en Valencia para dar un impulso a las candidaturas de Joan Ignasi Pla, que aspira a presidir el Gobierno valenciano ahora en manos del PP, y de la ex ministra de Cultura Carmen Alborch, que se enfrentará a la popular Rita Barberá en las municipales. Según un sondeo del Instituto Opina para EL PAÍS, el PP aventajaría ahora a los socialistas en 12,9 puntos si mañana se celebrasen elecciones autonómicas. Una diferencia que se recortaría a 5,5 puntos si se tratase de unas elecciones generales.

 

Rodríguez Zapatero puso especial énfasis en intentar desmontar los argumentos que esgrime el Ejecutivo valenciano, que preside el popular Francisco Camps, para criticar al Gobierno central.

 

El presidente del Gobierno aseguró que este año estarán en marcha todas las obras del AVE Madrid-Valencia; recordó que su Administración es la que está sufragando las obras de la Copa del América y manifestó que el programa Agua permitirá a la Comunidad Valenciana ser autosuficiente con más recurso de los que ofrecía el "inviable trasvase del Ebro".

 

Pla lamentó que el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, no hubiese acudido a su propia moción de censura en el Parlamento y lo retó a un debate en Canal 9. El secretario general de los socialistas valencianos tachó las políticas de Camps de extrema derecha. Carmen Alborch aseguró que tras 15 años de gobierno local del PP "la gente ya no aguanta más".

 

 

Una información de Joaquín Ferrandis publicada en el diario EL PAIS el domingo 8 de octubre de 2006. Por su interés informativo reproducimos íntegramente su contenido.